Videoclips para hacer un vídeo de boda diferente

video boda videos videoclips

Videoclips para hacer un vídeo de boda diferente

Vídeos de boda hay muchos y de muy diferentes tipos. Tradicionales, cronológicos, autobiográficos, etc, pero pocos parecen tan atractivos como los lipdub, debido a que son totalmente novedosos, diferentes, divertidos y perfectos para dejar las formalidades a un lado para que se disfrute al máximo de un día tan importante para la vida de dos personas. Para la gente que no los conozca, los vídeos de boda lipdub son unas grabaciones en un único plano y en las que la cámara se va moviendo mientras los protagonistas (novios, familiares, amigos y conocidos) van apareciendo ante ella cantando fragmentos de una canción, ya que este tipo de vídeos son parecidos a un videoclip, en el que se van enlazando diferentes escenarios y personajes para realizar un completo.

Y es que el objetivo final de este tipo de vídeo es buscar algo diferente que rompa la tendencia habitual de estas grabaciones, haciendo partícipes a todos los invitados del enlace, no solo los novios como es habitual. Con todo, para que un lipdub tenga éxito se deben tener una serie de cosas claras.

En primer lugar hay que tener claro el funcionamiento, es decir, se debe explicar biena los que van a participar cómo funciona, para evitar problemas durante el rodaje, aunque incluir las tomas falsas al final de las grabaciones siempre es sinónimo de risas y carcajadas.

Después hay que escoger una canción conocida por la mayoría de los participantes. Y es que al tratarse de unos vídeos en los que el hilo conductor es precisamente la letra de una canción, es recomendable escoger alguna famosa que sea bastante conocida y a poder ser en nuestro idioma, para evitar equivocaciones sobre todo con la gente de mayor edad. En este sentido es recomendable imprimir la letra en grande en varios cartones y situarla junto a la cámara, para que a medida que se vaya acercando a los improvisados actores, estos puedan leerla claramente para cantarla. Y es que hay que tener claro que en un lipdub no hay voces, solo la música de la canción escogida, por lo que se debe intentar que nuestras palabras cuadren con el ritmo de la canción.

Finalmente hay que escoger a un cámara que sepa el funcionamiento correcto de este tipo de vídeos, es decir, que tengo conocimientos o experiencia en ellos, debido a que no son nada sencillos de grabar ni de editar, por lo que es mejor optar por profesionales para tener unas mínimas garantías de que todo salga bien. Así que si quieres un vídeo de boda diferente, en el que todos los invitados sean protagonistas y en el que durante la grabación las risas están garantizadas, apostar por un lipdud es una opción muy recomendable.

 

Comments are closed.